Carlos Alberto Avila Gonzalez, La bicicleta es el medio de transporte más ecológico que existe.

Su eficiencia, economía y facilidad de uso la hacen ideal para desplazarse en la ciudad y la destacan como una de las mejores alternativas para hacer frente a la problemática ambiental actual.

La bicicleta usa la energía humana para generar movimiento, no produce ruido y ocupa muy poco espacio. Atributos que han incentivado su uso en países de todo el mundo como un medio de transporte alternativo para recorrer distancias cortas o intermedias.

Ciudades como Amsterdam, Copenhague, Barcelona, Portland e incluso Bogotá, son reconocidas por tener un alto flujo de ciclistas a diario y ya se empieza a hablar de la bicicleta como el medio de transporte del futuro.

Los beneficios de usar la bicicleta como medio de transporte son múltiples, estos son algunos de ellos:

Favorece las finanzas personales: la bicicleta demanda unos mínimos costos de mantenimiento que no se comparan con el uso de otro tipo de transporte. No requiere combustible, no hay que pagar para usarla y el parqueadero es gratis o muy económico.
Mejora la salud mental: es común terminar el día estresados después de pasar horas en un trancón sea porque vamos en carro o en transporte público. Con la bicicleta esto no sucede, por el contrario, nos ayuda a despejar la mente, a disfrutar del paisaje y a llegar a casa tranquilos.

Mejora la salud física: montar en bicicleta fortalece los músculos, estimula la actividad cerebral, mejora el funcionamiento del sistema cardiovascular, ayuda a quemar calorías y nos mantiene en forma.
Es amigable con el medio ambiente: es uno de los transportes más eficientes que existen en cuanto a energía consumida por cada recorrido. A diferencia de los autos, las motos, los buses y otros medios de transporte, la bicicleta no contamina.

Ocupa poco espacio: siempre vas a encontrar un lugar para estacionar la bicicleta. Es práctica y ya existen varios modelos desarmables para facilitar su transporte.

Consejos para usar la bicicleta como medio de transporte

– Revisa los frenos con regularidad para evitar pasar un susto en las calles.

– Realiza mantenimiento de forma periódica a las cadenas y pedales. No olvides ponerle aire a las llantas.

– Elige una bicicleta acorde con tu tamaño para no tener problemas de rodilla o espalda. Es recomendable que te asesores en una tienda especializada.

– Siempre lleva un candado de seguridad para la bicicleta por si debes dejarla en la calle.

– Usa protector solar antes de salir de la casa pues tu piel estará expuesta a las asperezas del ambiente.

– Cuando te traslades en la noche usa ropa de colores llamativos o un chaleco que proyecte luz para que los conductores te vean.

– El casco no es un adorno, es un elemento muy útil para proteger tu cabeza de golpes o caídas y disminuir el impacto de un accidente.

– Si vas al trabajo en bicicleta y sueles usar tacones, te recomendamos llevarlos en un bolso y usar tenis o zapatos cómodos mientras te desplazas.

– Instala una canasta en la parte frontal de la bicicleta para poner tus pertenencias mientras conduces.

Si te gusta montar en bicicleta evalúa la posibilidad de hacerlo más seguido y contribuye de esta forma con el cuidado del medio ambiente. Recuerda respetar las señales de tránsito, manejar con precaución y no usar distractores durante el camino.